logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

El cultivo de ají aún es un negocio rentable para los productores

Del: 07 Diciembre 2017

Los Tiempos

A pesar de las consecuencias del cambio climático y el contrabando peruano, la producción de ají en diferentes puntos del país continúa siendo un negocio rentable para fortalecer la economía de las familias agricultoras, que pueden generar hasta 40 mil bolivianos al año.

Los agricultores complementan el ají con la producción de maní y maíz, en los departamentos de Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Tarija.

Según el responsable de gestión de proyectos de la Fundación para la Promoción e Investigación de Productos Andinos (Proinpa), Carlos Bejarano, el 99 por ciento de la producción de ají puede venderse frente a otros cultivos como la papa o el maíz se acopian año a año para servir como semillas en futuras siembras.

Otro factor que favorece al sector es la alta demanda de ají en el país. Anualmente se consume un promedio de 4 mil toneladas métricas, sin embargo, el 50 por ciento del producto ingresa de forma ilegal desde Perú.

En este sentido, Bejarano precisó que el costo de producción por arroba de ají oscila entre los 55 a 60 bolivianos, pero se comercializa a 250 bolivianos cuando no existen mayores inconvenientes en los mercados. “La producción de ají es altamente rentable para los productores”, sostuvo.

Chuquisaca produce el 90 por ciento del ají boliviano, seguido por los departamentos de Tarija y Santa Cruz con el 3 por ciento, mientras que Cochabamba y La Paz concentran 2 por ciento cada uno.

Se estima que, a nivel nacional, actualmente un productor cuenta con un promedio de una hectárea de cultivos de ají, de donde obtiene hasta 80 arrobas.

Bajan los rendimientos

Los productores de ají del departamento de Chuquisaca y especialistas en este cultivo consultados por este medio advirtieron que, durante los últimos 10 años, los rendimientos de este cultivo cayeron debido a la sequía y el uso indiscriminado de herbicidas que afectaron la calidad y propiedades de los suelos.

Según el productor de Monteagudo en Chuquisaca, Sabino Velásquez, los rendimientos por hectárea en sus campos pasaron de 300 a 150 arrobas durante los últimos 10 años. El agricultor atribuyó la caída al uso excesivo de fungicidas, la sequía de la región y el cambio climático.

“Necesitamos un apoyo al sector productivo, nadie apoya a los pequeños productores, necesitamos insumos, saber cómo controlar enfermedades y fertilizantes”, explicó Velázquez.

Mientras tanto, Bejarano explicó que si se aplica un sistema de riego constante en los campos de ají, el rendimiento podría triplicarse.

Contrabando peruano

El productor del municipio de Muyupampa, Celso Padilla, informó que el contrabando de ají peruano y la saturación del cultivo en los mercados de Sucre provocaron una caída del precio este año. Actualmente, la arroba de ají se ofrece a los intermediarios a 150 bolivianos frente a los 300 bolivianos que alcanzó la pasada gestión.

“El precio no es estable, hay temporadas que bajan”, dijo. Del mismo modo, Velásquez señaló que la tecnología peruana en la producción permite ofrecer costos menores.

En ese sentido, los productores de Chuquisaca que se quedan con 40 arrobas como residuo de sus ventas, prefieren procesar el producto y pulverizarlo para venderlo y sacar alguna ganancia. Anteriormente sólo se quedaban con 10 arrobas como máximo y lo utilizaban para su consumo.

 

“Hemos visto que el intermediario ha querido hinchar harto el precio”, dijo el productor Celso Padilla.

 

COCHABAMBA ES EL TERCER PRODUCTOR

La fundación Proinpa informó que Cochabamba produce el 2 por ciento del ají de todo Bolivia, lo que la posiciona como el tercer departamento productor, junto con La Paz.

Aiquile y Mizque son los municipios referentes de estos cultivos.

Las alcaldías reportaron que la producción de ají es para abastecer el consumo regional.

DATOS

Existe menor producción en relación a otros años. Se estima que Bolivia producía 5 mil toneladas anuales para 1980, actualmente se calcula que produce 1.500.

Bolivia conserva varias especies de ají. Se estima que nuestro país cuenta con 800 especies de ají que fueron clasificadas por el Gobierno.

Suscríbete al Boletín