logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

Hacia una Chiquitanía más sostenible

Del: 11 Octubre 2017

GIZ

Debido a sus carencias económicas, gran parte de la población indígena y campesina de la Chiquitanía se ha visto obligada a talar árboles para obtener madera y comercializarla, lo que impacta negativamente en la calidad ambiental de los bosques. Por ejemplo, este impacto se puede ver en la disminución de agua para diversos usos, en varias poblaciones cercanas.

En las comunidades de San Ignacio y Concepción, sin embargo, es posible explotar varios productos no maderables como: la almendra chiquitana y los aceites de Copaibo y Cusi, entre otros. El aceite de Copaibo es un producto medicinal que sirve para cicatrizar, desintoxicar y desinflamar, mientras que el de Cusi evita y previene la caída del cabello. Muchas personas de estas comunidades no tienen conocimientos sobre la obtención de estos aceites o no cuentan con los instrumentos necesarios para efectuarla.

El Proyecto GIZ/PROBOSQUE contribuye a socializar estas alternativas de producción, a través de capacitaciones a técnicas y técnicos municipales, así como a productores. El desarrollo de estas capacidades se concentra en la extracción de resina de Copaibo, y el uso de maquinarias para “partir” y moler los cocos de Cusi. Estas innovaciones reducen el tiempo de post producción y evitan el uso de machetes u otras herramientas, peligrosas para los usuarios. 

Gracias a estos esfuerzos existe una mayor valoración y protección de los bosques locales por parte de las y los productores, contribuyendo, de esta manera, a los propósitos de la sostenibilidad del medio ambiente.  

Suscríbete al Boletín