logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

A 5.000 llegan familias afectadas por temporal

Del: 17 Julio 2015

Correo del Sur

Los vientos huracanados, las intensas nevadas, torrenciales lluvias, granizadas, desborde de ríos e inundaciones dejaron hasta el momento dos personas fallecidas y 5.240 familias afectadas en cinco departamentos de Bolivia.

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, dijo que seis municipios sufrieron granizadas en el departamento de Chuquisaca y producto de ello suman 1.750 familias afectadas.

“Por otro lado, en Cochabamba tenemos al municipio de Cocapata que sufrió una copiosa nevada y se registraron 860 familias afectadas”, afirmó.
En el departamento de La Paz se registraron nevadas y fuertes vientos.

“Por el tema de los vientos tenemos tres municipios afectados y cuatro por nevadas. En total estamos con 1.400 familias afectadas”, explicó.
“En el departamento de Potosí tenemos a San Pablo de Lípez, donde 30 familias sufrieron las nevadas”, remarcó Cabrera.

En el caso de Santa Cruz, la autoridad gubernamental no dio a conocer una cifra exacta de las familias afectadas. Sólo señaló que en la región del valle cruceño están afectados seis municipios y en el norte integrado otros tres.

Sin embargo, según un informe del gobernador Rubén Costas, 1.200 familias fueron afectadas en esta región del país y la Gobernación ya desplazó a su personal para prestarles la ayuda necesaria.

Ayer, en un sobrevuelo realizado, el personal del Gobierno Departamental constató que el norte cruceño es el más afectado.

El Gobernador también indicó que de las 300 rutas que tiene Santa Cruz, 21 están intransitables debido a las lluvias.

Costas señaló que los municipios de las provincias Warnes, Obispo Santistevan, Santa Rosa del Sara e Ichilo son los que reportan inundaciones.

Los afectados por las inundaciones se encuentran en Buenavista, Fernández Alonzo y San Juan, municipios del norte cruceño donde ya se declaró emergencia, además de Okinawa, Saavedra y Minero.

El alcalde del municipio Fernández Alonzo, Inocencio Cruz, informó que decidieron declararse en zona de desastre, por el desborde de los ríos, el deterioro de los caminos y defensivos, además de la afectación a más de 20 mil hectáreas de productos agrícolas.

"Nosotros nos declaramos en estado de alerta desde el 7 de julio, la gente está sufriendo demasiado principalmente la parte agrícola y está inundado desde hace diez días atrás afectando los sembradíos de la caña, la soya, maíz, frejol, sorgo entre otros productos", explicó la autoridad edil.

En esa dirección, pidió la ayuda de la Gobernación de Santa Cruz y del Gobierno Nacional para atender a esa contingencia.

Asimismo, el gobernador Costas reiteró que alerta naranja decretada el martes por el Servicio de Encauzamiento de Aguas del Río Piraí (SEARPI) permitió activar el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) lo que posibilita llevar ayuda a las zonas afectadas.

Los ríos que hasta el momento presentan crecidas extraordinarias son: Piraí, Ichilo, Yapacaní y Surutú. El Gobernador recomendó a los pobladores que viven o trabajan cerca a estos afluentes, no arriesgar sus vidas al intentar cruzarlos.

Suscríbete al Boletín