logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

El “dinero fácil” es la tercera razón para abandonar el agro

Del: 27 Enero 2014

Opinión

Existen tres factores que impulsan a los campesinos a abandonar las tierras agrícolas en busca de mejores ingresos económicos. Según el secretario de Relaciones de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba (FSUTCC), Juan Zurita, los fenómenos climatológicos, la falta de apoyo gubernamental y la seducción del “dinero fácil”, proveniente del narcotráfico, son las tres razones.

El representante campesino explicó que en los últimos años las tierras agrícolas han sido azotadas por sequías, heladas, inundaciones y otros fenómenos climatológicos que anulan el trabajo y esfuerzo del sector que produce alimentos. A esta situación se suma la falta de apoyo gubernamental.

“Solo el Presidente habla con buen corazón. Nadie más lo hace, en los municipios nadie hace nada”, puntualizó Zurita.

En ese contexto, la única salida que encuentran algunos agricultores es dejar esta actividad, dedicarse a otra que les reditúe mejores ingresos para mantener a sus familias.  

La migración y cambio de actividad económica son también alternativas, pero el negocio ilícito del narcotráfico es una opción que seduce a otros agricultores.

“La tercera razón para que los compañeros abandonen la agricultura es porque se estarían dedicando a esa producción (narcotráfico) que no es permitida en Bolivia”, afirmó Zurita.

Como dirigente campesino expresó la censura absoluta a este negocio. “Esta actividad está ahora dañando grandemente nuestra imagen como pueblo boliviano”, reprochó.

Enfatizó en que el narcotráfico debe eliminarse en Bolivia y repudió cualquier intento de legalizar las drogas, tal como lo hizo Uruguay con la marihuana.

“El tema del narcotráfico parece incontrolable, pero si todos juntos pensamos bien, podemos eliminarlo”, apuntó.

Según las investigaciones del Instituto de Estudios Sociales y Económicos de la Universidad Mayor de San Simón (IESE-UMSS), la desviación de personas hacia el narcotráfico representa una pérdida definitiva de recursos humanos para la producción agrícola y la soberanía alimentaria.

“Ninguna ganancia del narcotráfico es invertida en el agro”, afirmó el docente investigador del IESE, Fernando Salazar, explicando que los ingresos generados por los exagricultores, ahora narcotraficantes, son invertidos en la compra de lotes, casas y vehículos en los centros urbanos, principalmente.

Otro de los destinos del “dinero fácil” es el pago de servicios como colegios privados, telefonía celular y servidumbre, entre algunos.

“Es una economía de alto riesgo”, dijo Salazar, reiterando los efectos negativos en la producción y soberanía alimentaria, pero también refiriéndose al costo-beneficio de sus ganancias. “Muchos están en las cárceles o, en su defecto, son sujetos de chantajes y extorsión”, afirmó.

Solo el año pasado, 254 personas fueron encarceladas por delitos contra la Ley 1008, de las cuales 230 fueron sorprendidas en actividades del narcotráfico y 124 del microtráfico.

En criterio del máximo ejecutivo de la FSUTCC, Jorge Castellón, el abandono del agro y la ostentación de dinero en pocas manos están generando un cambio en la visión y la economía de las familias que adoptan formas de vida capitalistas.

“Parece que la economía capitalista de Estados Unidos y Europa está entrando a Bolivia. Antes manejaban verdes -dólares- y ahora se jactan manejando euros”, precisó.

“En Bolivia no podemos hacer eso (narcotráfico), porque va contra las leyes, nuestros principios y la vida”, expresó por su parte Zurita, quien alertó que debido a este cambio de actitud, la producción agrícola en Bolivia es cada vez menor.

El dirigente lamentó que hasta hoy el Gobierno y sus instancias operativas no muestren acciones contundentes para un verdadero apoyo al sector productivo.

Esta situación, según Zurita, impulsa a los campesinos a salir de las comunidades en busca de mejores ingresos económicos, siendo los principales destinos los centros urbanos de Cochabamba y Santa Cruz, donde son empleados en el rubro de la construcción.

Otros destinos de los emigrantes son Chile, España y Argentina, donde son empleados en diferentes fábricas industriales y agrícolas.

Usan proyectos de riego en ilícitos

Técnicos de una Alcaldía de la zona andina (se reserva el nombre) revelaron que comunarios solicitaron proyectos de microrriego en áreas donde nunca hubo producción agrícola. Al poco tiempo de haber sido instalados hallaron fábricas de droga. “Compraban mangueras, pero nunca aspersores”, dijo un técnico.

Piden mayores acciones educativas

 La generación de una estrategia educativa y correctiva, tanto para escuelas como para recintos penitenciarios es una propuesta de investigadores de la UMSS.

Señalaron que una buena educación sobre los efectos negativos del narcotráfico y las formas de enfrentarlo permitirán erradicar este mal.

Suscríbete al Boletín