logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

Importación crea inseguridad alimentaria

Del: 03 Octubre 2011

Bolivia Rural - Administrador

La Paz.- Las restricciones a la libre comercialización de alimentos como el maíz provocaron, en el país, inseguridad alimentaria, sin embargo el Gobierno hace esfuerzos por importar productos, para evitar problemas en el comportamiento de los precios.

Los estudiosos del comportamiento de los mercados aseguran que, si bien el Gobierno tomó decisiones para establecer una seguridad alimentaria, el país se convirtió en importador de alimentos, por lo que el sector empresarial demanda la aplicación de políticas serias que permitan a Bolivia tener “soberanía en la producción de alimentos”.

Recientemente el viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez anunció que en Bolivia no habrá inseguridad alimentaria.

DONACIONES

El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exportaciones (IBCE),Gary Rodríguez, opinó que el país no logra soberanía alimentaria, porque los gobiernos del pasado alentaron las donaciones que venían de países desarrollados y favorecieron la importación comercial, primero del trigo arancel a cero y la harina, provocando diez industrias molineras.

Reconoció que la seguridad alimentaria es importante porque significa que el producto existe en el mercado a un precio asequible, porque producimos nuestros alimentos más allá de nuestras necesidades y se generan excedentes para la exportación.

Dijo que la seguridad alimentaria se puede conseguir a través de importaciones y eso es lo que pasa en Bolivia, donde la oferta de alimentos se realiza importando productos al exterior, gastando divisas, inclusive se dice que se está trayendo maíz con semilla genéticamente modificada (transgénico).

Sostuvo que se importa azúcar, y en algún momento otros productos como es el trigo y harina de trigo, por tanto la “seguridad alimentaria” es un concepto importante pero no más que la soberanía alimentaria, considerando que Bolivia tiene condiciones para la autosuficiencia en el rubro alimenticio.

Recordó que, antes el país tenía soberanía alimentaria, en base a nuestra capacidad los bolivianos generábamos alimentos bolivianos para nosotros, además por encima de nuestras capacidades y exportándolos, como ocurría con el maíz y el azúcar.

En situaciones insalvables para el productor se determinó, en casos como el del maíz, que se haya disminuido la producción a consecuencia de que hace cuatro años se impuso un precio bajo en el mercado interno y la prohibición de exportar maíz y su sujeción a cuotas, anotó.

Añadió que, esta situación derivó en que los agricultores se dedicaron a producir otros alimentos que no enfrentaran esta problemática y nos convertimos en un país importador de maíz.

Sostuvo que, es cierto que hoy tenemos seguridad alimentaria con el maíz pero a costa de importar el producto.

INSEGURIDAD

El analista económico Julio Alvarado, sostuvo que cada vez hay mayor inseguridad alimentaria, porque Bolivia importa más y produce menos productos y es un tema que debe ser resuelto con una política de gobierno coherente.

Antes Bolivia producía azúcar para el consumo interno, inclusive para la exportación; este producto es un componente fundamental en la dieta porque es el principal alimento que da energía.

Nuestras exportaciones son mínimas, por no decir nulas, y lo peor es que se importa azúcar, antes no se importaba maíz, el único que se traía era trigo o harina de trigo (vía donaciones, principalmente).

Hoy si nos fijamos en la importación de los productos nos daremos cuenta que cada vez importamos mayor cantidad de productos y esa es la muestra más clara de la inseguridad alimentaria. Se entiende los esfuerzos del gobierno para que el oriente produzca más alimentos.

Sobre las declaraciones del viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, de que los bolivianos debieran diversificar la dieta, opinó que no es posible porque en Bolivia la producción de alimentos ha disminuido.

Consideró que diversificar significa tener mayor oferta y variedad en nuestros mercados, pero no se tiene; en un recorrido que las amas de casa hacen en el mercado Rodríguez, observan que los alimentos tienen procedencia peruana y con seguridad ingresados al país por la vía del contrabando.

Afirmó que en materia de seguridad alimentaria “estamos mal, muy mal”, porque el Gobierno no apoyó a la producción agrícola, hubo mucho discurso, hubo poco o ningún apoyo, se dañó el aparato productivo con medidas restrictivas, como prohibir exportación de alimentos y fijar precios, lo que generó el desabastecimiento de productos.

En el tema del maíz, ejemplificó, que según datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierra, del año 2009 al 2010, la producción disminuyó en un 45%, esa realidad no debería ser posible; es un impacto para el país porque no sólo se consume porque es un alimento para los humanos, también sirve de alimento balanceado utilizado en las granjas avícolas.
 

Fuente: El Diario

Suscríbete al Boletín