logo_superior
  • desarrollo rural

    Boletín especializado en Desarrollo Rural en Bolivia Más de 25.000 suscritos en diferentes categorías de interés

  • censos agropecuarios

    El censo agropecuario contabilizó 2.070.808 cabezas de llamas.Fuente INE

ODS 15, discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Promover el uso sostenible de

QUISPE YANAHUAYA, Janneth Mannina BEDREGAL FLORES, Silvia Krystal
Domingo, 08 Enero 2017 793 visitas

Introducción

El presente trabajo pretende mostrar la aplicación y el desarrollo del ODS 15 en Bolivia desde el punto de vista del desarrollo rural, para lo cual se realiza un planteamiento de los datos actuales que sirva como línea base. Posteriormente se evalúa la normativa y las instituciones encargadas de seguir el cumplimiento de las metas del ODS 15. Y finalmente se realiza una descripción de indicadores que permitirán la verificación de las metas en los plazos asignados por el Organización de las Naciones Unidas (2015).

El Objetivo 15 del Desarrollo Sostenible indica: “Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad” lo cual establece la importancia de la conservación de la biodiversidad en el planeta para lograr la gestión de los mismos recursos a largo plazo. Para lo cual desarrollaremos el trabajo en el marco de tres puntos críticos: Bosques, desertificación y diversidad biológica.

El ODS 15 fue incluido como un logro dentro de los objetivos del desarrollo sostenible mostrando la importancia que tienen los ecosistemas y la diversidad biológica para el desarrollo, pero principalmente la importancia de su protección para el desarrollo de la vida en el planeta

Datosactualizados

Bolivia es considerada un país mega diverso a causa de su ubicación geográfica en el centro del continente de Sudamérica y a la presencia de los Andes. Estas características hacen que Bolivia sea un país con alta diversidad en ecorregiones, pues cuenta con 12 a lo largo de su extensión territorial. Siendo el Bosque seco Chiquitano la única ecorregión endémica para el país (Ibish y Merida 2003).

A pesar de los grandes avances en las investigaciones, no es posible dar una descripción completa de todos los elementos de la biodiversidad. Sim embargo, Bolivia debe estar entre los 10 a 15 países más biodiversos (Ibish y Merida 2003).

Bosques

Las zonas forestales siempre fueron consideradas importantes espacialmente en Bolivia, ya que aproximadamente entre el 40 y 50% del territorio tiene esta cobertura. A pesar de ello estas tierras fueron vistas como aptas para la expansión agropecuaria o, desde la perspectiva forestal, como fuente de provisión de recursos maderables, sin considerar el gran potencial respecto a la diversidad biológica y a las funciones ambientales que brindan.  El PDES (2016-2020) informa que durante los últimos años, los modelos de aprovechamiento de los boques se han basado en el aprovechamiento de los recursos forestales maderables por parte de empresarios forestales en bosques públicos (actualmente bajo un régimen de autorizaciones temporales de uso forestal) y por parte de comunidades indígenas, campesinas e interculturales con un modelo de manejo forestal comunitario, aunque todavía con altos niveles de informalidad, dificultades de fiscalización y control, acceso a mercados selectivos altamente competitivos y poca competitividad nacional frente a productos transformados importados.

Los procesos de saneamiento de la propiedad muestran cambios en los modelos de aprovechamiento de los bosques. Entre 1997 y 2005, cerca de 5,1 millones de hectáreas eran aprovechadas por empresarios forestales y 3 millones de hectáreas por indígenas y campesinos. Actualmente  7 millones de hectáreas de bosques son gestionadas por Territorios Indígena Originario Campesinos, propiedades comunitarias y pequeños productores y 2 millones de hectáreas son manejadas por lo empresarios forestales (Grafica 1 - PDES 2015-2020).

 

Gráfica 1: Aprovechamiento de los Bosques (Millones de ha.) Fuente: Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras - ABT

Este cambio significa que muchas de las organizaciones comunitarias han debido incorporarse al modelo forestal empresarial, lo que por la competencia las convierte en proveedoras de materia prima barata, poniendo en riesgo el valor intrínseco de la conservación y manejo adecuado de los recursos forestales.

La deforestación es la principal causa de la pérdida de estos bosques, la cual se traduce en mayores emisiones de gases de efecto invernadero, disminución en la producción de agua y suministro de alimentos, reducción de la diversidad biológica, y pérdida de oportunidades de aprovechamiento sostenible de los bosques.

Los autores del Mapa Forestal de Bolivia (MDSMA 1995) establecieron una tasa nacional de desmonte de 168.012 hectáreas por año para un período de 18 años entre 1975 y 1993. De estas, 100.000 hectáreas se atribuían a la expansión de la frontera agrícola en las Tierras Bajas del Este de Bolivia (Departamento de Santa Cruz), región que cuenta con los mejores suelos de aptitud agrícola del país.

El año 2001 la Superintendencia Forestal y el Proyecto BOLFOR publicaron el análisis la tasa de deforestación de Bolivia entre 1993 el 2000 para poder mejorar la toma de decisiones frente al avance de la frontera agrícola en tierras de capacidad de uso forestal. El trabajo mostró un aumento de 1.892.332 hectáreas en la superficie deforestada en el país. La superficie deforestada aumentó en un 89% con respecto a la superficie desmontada determinada en 1993. Esto evidencia que se ha deforestado un promedio anual de 270.333 hectáreas.

Según el Laboratorio de Información Ambiental del departamento de Ciencias de la Fundación Amigos de la Naturaleza (Cuellar et al. 2000-2005-2010) 1,8 millones es el número de hectáreas de bosque que Bolivia ha perdido por deforestación entre los años 2000 y 2010. La Gráfica 2 muestra que además la tasa de deforestación anual se incrementó entre los periodos 2000-2005 y 2005-2010 (Anexo). 

 

Gráfica 2: Pérdidas de Bosques en Bolivia. Fuente: Cuellar et al. 2000-2005-2010

En Bolivia las áreas protegidas nacionales en tierras bajas y Yungas cubren 16.239.145 ha (14,8% del territorio nacional). Entre el 2000 y 2010 se habrían perdido 49.884 hectáreas que corresponde al 0,4% del bosque que contenían el año 2000 (11.322.507 hectáreas). En el caso de las áreas protegidas sub nacionales en tierras bajas y Yungas, estas cubren 8.375.021 ha (7,6% del territorio nacional). Entre el 2000 y 2010 se habrían perdido 71.107 ha que corresponde al 1,4% del bosque que contenían el año 2000 (5.278.237 hectáreas). A diferencia de las áreas protegidas nacionales, las departamentales y municipales muestran una fuerte tendencia hacia la aceleración del proceso de deforestación.

Desertificación

La desertificación conduce a que los ecosistemas y paisajes de zonas normalmente áridas, paulatinamente vayan adquiriendo una fisonomía de desierto sobre su extrema aridez, con fuertes oscilaciones de temperaturas y vientos intensos a consecuencia de la carencia de vegetación. Estando ligada a la erosión del suelo. Son actividades como el sobrepastoreo, la agricultura mecanizada a gran escala de monocultivos, la ganadería de reemplazo de bosques, a la extracción intensificada y masiva de leña, la agricultura migratoria en zonas densamente pobladas, la minería a cielo abierto, la explotación forestal selectiva, la exploración sísmica para la explotación de hidrocarburos, los agentes que más inciden en la desertificación de los suelos.

Bolivia fue uno de los primeros países en firmar la Convención (UNCCD) y el segundo país en América Latina en ratificar la misma. En el periodo 1996 – 1997 Bolivia elaboró el Programa Nacional de Lucha contra la Desertificación (PRONALDES). Donde se elaboraron 26 proyectos a diseño de pre factibilidad y los mapas preliminares de erosión y desertificación. La preparación de Mapas Preliminares de Desertificación de Tierras, se basa en la interpretación temática de imágenes satelitales, considerándose para ello tres variables bio-físicas (erosión, perdida de cobertura vegetal y salinidad) y una variable socioeconómica (pobreza) ; que combinadas en un modelo aditivo, permiten establecer las diferentes clases de Índice de Desertificación (ID) de la Región en estudio.

El Pproceso de desertificación en Bolivia afecta a las subregiones del altiplano, valles y chaco; afectando el 41% del territorio nacional, (439.432,4 km2.). En esa región, además  se encontraba asentada el 77% de la población (6,4 millones de habitantes), el 89% de ese porcentaje vivía en condiciones de extrema pobreza

Según informes de monitoreo ambientales que realizados en los años 2008, 2009 y 2010, imágenes satelitales, además de bibliografía especializada, se advierte el estado de desertificación de los suelos reflejado en condiciones persistentes de sequía y escasez de alimentos (PIEB 2012). Se observa que al menos el 30% del territorio boliviano se encuentra afectado por procesos de desertificación. Los ecosistemas más afectados están situados en las punas, zonas alto andinas de las tierras altas, los valles secos, las cabeceras de valles, el Chaco y parte de las regiones chiquitanas, advierte un estudio.(…)  Este proceso(…) varía desde muy severos hasta incipientes, dependiendo el tipo de suelo, las condiciones climáticas y el tipo de actividad económica y social que se realiza.

En Bolivia el crecimiento de la agricultura se produjo en el sector comercial, y principalmente en la agricultura de exportación. La agricultura en pequeña escala apenas se ha expandido, en parte debido a limitaciones físicas: las explotaciones se encuentran en el Altiplano y en los valles, donde se observa un deterioro del medio ambiente debido a la reducción de la fertilidad del suelo, el número cada vez más limitado de recursos hídricos y la desertificación. Bolivia es un país con la productividad más baja de latino américa, y una de las causas es  la degradación de los recursos naturales y el avance de la desertificación, además de otros factores socio económicos y de infraestructura

Los problemas ambientales aumentan en falta de agua para riego. La evolución del clima y la presencia de eventos extremos han contribuido a aumentar la desertificación y significado condiciones más riesgosas y menos favorables para la agricultura (MDRyT 2012). Además, la alteración del clima afecta las actividades productivas, el abastecimiento de alimentos, la biodiversidad, la disponibilidad y acceso al agua, y por último, las migraciones. Los pobres se encuentran más expuestos y vulnerables ante este conjunto de riesgos causados por este fenómeno.

Con relación al saneamiento de la propiedad agraria, hasta abril de 2015 se han saneado y titulado un total de 73,3 millones de hectáreas (68%), quedando pendientes de titulación 33,8 millones de hectáreas (32%). Desde el 2006 se han saneado y titulado cerca de 64 millones de hectáreas, constatándose una dife­rencia significativa con la gestión 1996 - 2005 en la cual solamente se sanearon y titularon cerca de 9 millones de hectá­reas. La superficie saneada corresponde a 24,3 millones de hectáreas en el oc­cidente y 24,4 millones de hectáreas en el oriente, sin embargo, la titulación fue mayor en el occidente (584.595 títulos) que en el oriente (62.650 títulos). (PDES 2016).

Biodiversidad

A pesar de estar en un país mega diversivo, existen muy pocas publicaciones sobre el estado actual de la diversidad biológica. Existen muchos taxas que han sido ampliamente estudiados, aunque no necesariamente de la mejor manera.

Los patrones de riquezas de las especies son muy específicos según cada taxón, como resultado de la historia evolutiva de cada uno. En general la diversidad en menos en las zonas más áridas y frías por el menor acceso al recurso. Sin duda el la ecorregión altoandina es la más pobre en especies.

Aunque los centros de biodiversidad varían entre los grupos se observa que en la franja de los bosques amazónicos preandinos, la faja subandina y los yungas se reúne la mayoría de las especies de fauna y flora. Las plantas se concentran especialmente en los yungas que abarcan el 4% del territorio nacional. La fauna se concentran principalmente en la faja subandina y los bosques preandinos, los centros de diversidad. Se observa también que existe mayor diversidad en áreas con mayor confluencia de ecorregiones y ecosistemas, lo que también lleva a una mayor diversidad de ecosistemas (Anexo).

Legislación e institucionalidad

En nuestro país existen muchas leyes que contribuyen al objetivo 15 de desarrollo sostenible.

Según la constitución política del estado la educación impartida debe estar orientada a la conservación y protección del medio ambiente, la biodiversidad (CPE. Cap. VI, Art. 80).

El tribunal Agroambiental tiene como atribución de demandar los actos que atenten contra la fauna, flora, el agua y el medio ambiente además de los que pongan en peligro el sistema ecológico (CPE. Cap. III, Art. 186 y 189).

La constitución también refiere a que el patrimonio natural es de interés público, además de ser una de las estrategias para el desarrollo del país. Teniendo como responsabilidad y atribución exclusiva el estado boliviano (CPE, Cap. I, Art. 346)

El estado también tiene la misión de establecer las medidas para la conservación de la biodiversidad. Protegiendo los recursos genéticos, para este fin establece un sistema de registro que salvaguarde su existencia. También se norma una sanción penal para la tenencia, manejo y tráfico ilegal de la biodiversidad nacional (CPE, Cap. VII, Art. 381 y 383).

Constitución política del estado

La constitución política del estado en su capítulo sexto (Educación, interculturalidad y derechos culturales), sección 1 (Educación) articulo 80 menciona: “I. La educación tendrá como objetivo la formación integral de las personas y el fortalecimiento de la conciencia social crítica en la vida y para la vida. La educación estará orientada a la formación individual y colectiva; al desarrollo de competencias, aptitudes y habilidades físicas e intelectuales que vincule la teoría con la práctica productiva; a la conservación y protección del medio ambiente, la biodiversidad y el territorio para el vivir bien. Su regulación y cumplimiento serán establecidos por la ley”. Lo que manifiesta que la formación impartida debe tener una orientación a la protección y conservación del medio ambiente.

CAPÍTULO TERCERO

JURISDICCIÓN AGROAMBIENTAL

Artículo 186. El Tribunal Agroambiental es el máximo tribunal especializado de la jurisdicción agroambiental. Se rige en particular por los principios de función social, integralidad, inmediatez, sustentabilidad e interculturalidad.

Artículo 189. Son atribuciones del Tribunal Agroambiental, además de las señaladas por la ley:

Resolver los recursos de casación y nulidad en las acciones reales agrarias, forestales, ambientales, de aguas, derechos de uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables, hídricos, forestales y de la biodiversidad; demandas sobre actos que atenten contra la fauna, la flora, el agua y el medio ambiente; y demandas sobre prácticas que pongan en peligro el sistema ecológico y la conservación de especies o animales.

TÍTULO II

MEDIO AMBIENTE, RECURSOS NATURALES, TIERRA Y TERRITORIO

CAPÍTULO PRIMERO

MEDIO AMBIENTE

Artículo 346. El patrimonio natural es de interés público y de carácter estratégico para el desarrollo sustentable del país. Su conservación y aprovechamiento para beneficio de la población será responsabilidad y atribución exclusiva del Estado, y no comprometerá la soberanía sobre los recursos naturales. La ley establecerá los principios y disposiciones para su gestión.

CAPÍTULO SÉPTIMO

BIODIVERSIDAD, COCA, ÁREAS PROTEGIDAS Y RECURSOS FORESTALES

SECCIÓN I

BIODIVERSIDAD

Artículo 381. I. Son patrimonio natural las especies nativas de origen animal y vegetal. El Estado establecerá las medidas necesarias para su conservación, aprovechamiento y desarrollo.

II. El Estado protegerá todos los recursos genéticos y microorganismos que se encuentren en los ecosistemas del territorio, así como los conocimientos asociados con su uso y aprovechamiento. Para su protección se establecerá un sistema de registro que salvaguarde su existencia, así como la propiedad intelectual en favor del Estado o de los sujetos sociales locales que la reclamen. Para todos aquellos recursos no registrados, el Estado establecerá los procedimientos para su protección mediante la ley.

Artículo 383. El Estado establecerá medidas de restricción parcial o total, temporal o permanente, sobre los usos extractivos de los recursos de la biodiversidad. Las medidas estarán orientadas a las necesidades de preservación, conservación, recuperación y restauración de la biodiversidad en riesgo de extinción. Se sancionará  penalmente la tenencia, manejo y tráfico ilegal de especies de la biodiversidad.

Ley marco de la madre Tierra y desarrollo integral para vivir bien (ley 300)

CAPÍTULO II

PRINCIPIOS Y DEFINICIONES

Artículo 4. (PRINCIPIOS). Los principios que rigen la presente Ley además de los establecidos en el Artículo 2 de la Ley N° 071 de Derechos de la Madre Tierra son:

Precautorio. El Estado Plurinacional de Bolivia y cualquier persona individual o colectiva se obliga a prevenir y/o evitar de manera oportuna eficaz y eficiente los daños a los componentes de la Madre Tierra incluyendo el medio ambiente, la biodiversidad, a la salud humana y a los valores culturales intangibles, sin que se pueda omitir o postergar el cumplimiento de esta obligación alegando la falta de certeza científica y/o falta de recursos. Los pequeños productores mineros y cooperativas mineras realizarán estas acciones con el apoyo de las entidades competentes del Estado Plurinacional de Bolivia.

Garantía de Restauración de la Madre Tierra. El Estado Plurinacional de Bolivia y cualquier persona individual, colectiva o comunitaria que ocasione daños de forma accidental o premeditada a los componentes, zonas y sistemas de vida de la Madre Tierra, está obligada a realizar una integral y efectiva restauración o rehabilitación de la funcionalidad de los mismos, de manera que se aproximen a las condiciones preexistentes al daño, independientemente de otras responsabilidades que puedan determinarse.

Ley de los Derechos de la Madre Tierra (Ley 071)

CAPÍTULO I OBJETO Y PRINCIPIOS

 Artículo 2. (PRINCIPIOS). Los principios de obligatorio cumplimiento, que rigen la presente ley son:

Garantía de regeneración de la Madre Tierra. El Estado en sus diferentes niveles y la sociedad, en armonía con el interés común, deben garantizar las condiciones necesarias para que los diversos sistemas de vida de la Madre Tierra puedan absorber daños, adaptarse a las perturbaciones, y regenerarse sin alterar significativamente sus características de estructura y funcionalidad, reconociendo que los sistemas de vida tienen límites en su capacidad de regenerarse, y que la humanidad tienen límites en su capacidad de revertir sus acciones.

Respeto y defensa de los Derechos de la Madre Tierra. El Estado y cualquier persona individual o colectiva respetan, protegen y garantizan los derechos de la Madre Tierra para el Vivir Bien de las generaciones actuales y las futuras.

CAPÍTULO III

DERECHOS DE LA MADRE TIERRA

Artículo 7. (DERECHOS DE LA MADRE TIERRA) La Madre Tierra tiene los siguientes derechos:

A la diversidad de la vida: Es el derecho a la preservación de la diferenciación y la variedad de los seres que componen la Madre Tierra, sin ser alterados genéticamente ni modificados en su estructura de manera artificial, de tal forma que se amenace su existencia, funcionamiento y potencial futuro.

CAPÍTULO IV

OBLIGACIONES DEL ESTADO Y DEBERES DE LA SOCIEDAD

Artículo 8. (OBLIGACIONES DEL ESTADO PLURINACIONAL). El Estado Plurinacional, en todos sus niveles y ámbitos territoriales y a través de todas sus autoridades e instituciones, tiene las siguientes obligaciones:

Desarrollar políticas públicas y acciones sistemáticas de prevención, alerta temprana, protección, precaución, para evitar que las actividades humanas conduzcan a la extinción de poblaciones de seres, la alteración de los ciclos y procesos que garantizan la vida o la destrucción de sistemas de vida, que incluyen los sistemas culturales que son parte de la Madre Tierra.

Ley 1688

En su artículo único decreta en conformidad al artículo 59°, atribución 12ª, de la Constitución Política del Estado, se aprueba y ratifica la Convención de Lucha contra la Desertificación y Sequía, la misma que fue abierta a la firma de los países participantes el 14 y 15 de octubre de 1994.

Las instituciones estatales encargadas en trabajar en la reducción de la desertificación son El Viceministerio de Recursos Hídricos como responsable de la coordinación, y luego el Ministerio de planificación, El ministerio de relaciones exteriores en su papel del cumplimiento de la Convención de Lucha contra la Desertificación y Sequía. Además de la sociedad civil organizada y principalmente los usuarios de la tierra.

Ley 1700

En esta ley se prioriza la protección de los bosques y tierras forestales para el beneficio de actuales y futuras generaciones. En sus artículos priorizan las actividades forestales sostenibles y eficientes para el desarrollo socioeconómico. La ley forestal boliviana exige la designación de zonas de protección alrededor de las fuentes y cursos de agua, prohibiéndose el aprovechamiento dentro de éstas. No obstante, los madereros a menudo derriban árboles en corredores ribereños y permiten el cruce rutinario de arroyos, por maquinaria de extracción. Asimismo, las áreas protegidas son, frecuentemente, muy angostas (5 a 10 m en cada orilla de los cursos de agua), lo que las hace menos útiles para la fauna y la protección de cuencas. Actualmente, existen investigaciones en curso para determinar los anchos más efectivos para la protección de la biodiversidad en corredores ribereños.

Entidades encargadas.

Una de las entidades que tiene el derecho y la  obligación de velar por el cumplimiento de las leyes para cumplir las metas del objetivo 15, es el ministerio de Medio Ambiente y Agua. A cabeza de la ministra de medio ambiente, el viceministerio de Medio Ambiente, Biodiversidad  Cambios Climáticos, con  sus dirección general de biodiversidad y áreas protegidas, dirección general de medio ambiente y cambios climáticos (jefe de unidad en prevención y control ambiental multisector, jefe de unidad programas medio ambiente y evaluación PQUA), dirección general de gestión y desarrollo forestal.

La dirección general de biodiversidad y áreas protegidas tienen la función de:

fomentar la gestión y custodia de los recursos de vida silvestre de los pueblos y comunidades indígenas, en coordinación con los mismos; promover, diseñar y aprobar normas técnicas, programas y proyectos para el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad y el biocomercio; administrar y aplicar el régimen de acceso y soberanía a recursos genéticos, y velar por la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados por la protección de los conocimientos tradicionales asociados; (…) formular y ejecutar políticas y normas para la protección y preservación de la vida silvestre, reglamentar la caza y comercialización de productos y sus derivados; (…) promover la conservación y recuperación de especies, germoplasma forestal y otros relativos a la biodiversidad y del medio ambiente; (…) promover y fomentar la investigación científica y tecnológica relacionada con sus competencias temáticas; promover la recuperación de los conocimientos y saberes tradicionales para su articulación al manejo sustentable de la biodiversidad. (2016, Ministerio de Medio Ambiente y Agua).

La cabeza de sector para los temas de recursos naturales y medio ambiente recae en el Ministerio de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente, que tiene entre sus responsabilidades la definición de políticas nacionales, normar y promover la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) es la entidad operativa desconcentrada de este Ministerio, cuenta con estructura propia e independencia técnica y administrativa y con competencia de ámbito nacional. A su vez, la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas -DGBAP, dependiente del mismo Ministerio y Viceministerio de Biodiversidad, Recursos Forestales y Medio Ambiente, es la instancia técnica de en los temas de normativa general y política para la biodiversidad y las áreas protegidas (Bolivia: Sistema Nacional de Áreas Protegidas).

En cuanto a la biodiversidad el DECRETO SUPREMO N° 29894 Estructura organizativa del Poder Ejecutivo del Estado Plurinacional Evo Morales 07 de febrero de 2009 en su artículo 50.- (atribuciones del viceministerio de ciencia y tecnología). Las atribuciones del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, en el marco de las competencias asignadas al nivel central por la Constitución Política del Estado, están basadas en diseñar y proponer políticas de ciencia, tecnología, innovación y revalorización de saberes locales y conocimientos ancestrales de forma concurrente con las Entidades Territoriales Autónomas y Descentralizadas, en el marco del Plan de Desarrollo Económico y Social, en los ámbitos nacional, sectorial, intersectorial y regional. Contribuir a la implementación de proyectos y programas de investigación científica tecnológica y de innovación, formulados por los diferentes sectores en los ámbitos regional y nacional en concurrencia con las Entidades Territoriales Autónomas y Descentralizadas. Además de Coordinar el funcionamiento y fortalecer el desarrollo del Sistema de Institutos y Centros de Ciencia, Tecnología e Innovación Estatal, en función del Plan de Desarrollo Económico y Social.

 

Propuesta de Indicadores para Bolivia

Nro.

Meta 

Indicador

Unidad de medida

Temporalidad

Recomendaciones

15.1

Para 2020, velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales

15.1.1Proporción de cada ecorregión y del territorio nacional de bosques, humedales, montañas y zonas áridas, conservadas y establecidas para su uso sostenible.

 

15.1.2 Proporción de tierras colectivas con gestión territorial autónoma clasificadas en categoría de conservación y restitución que son administradas por las comunidades campesinas indígenas originarias y reciben un incentivo de parte del Estado.

 

15.1.3 Registro del cumplimiento eficiente de planes y programas de manejo y uso sostenible.

 

Porcentaje cobertura/ecorregión

Porcentaje cobertura/territorio nacional

 

 

 

 

Cada 5 años

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuo

Es importante aclarar que este indicador tiene  dos parámetros de medición uno en relación a la cobertura total de la ecorregión y el segundo en relación al territorio nacional.

El acceso a esta información da posibilidad a medir las emisiones netas de las diferentes ecorregiones del país.

 

 

 

 

15.2

Para 2020, promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación a nivel mundial

15.2.1 Proporción de los bosques, de todos los tipos, con prácticas de gestión sostenible.

Millones de hectáreas aprovechadas/total territorio nacional

Cada 2 años

Este indicador permitirá cuantificar los esfuerzos de gestión sostenible en bosques y evaluar el éxito de los mismos.

15.2.2 Proporción de cambio de cobertura forestal en el país.

 

 

15.2.3. Proporción de áreas reforestadas con variedades nativas de la ecorregión y en sistema de multiestrato.

 

Millones de hectáreas/total territorio nacional

 

 

Millones de hectáreas/total territorio nacional

Cada 2 años

 

 

 

 

Cada 2 años

La evaluación  de cambios en indicadores es la forma pertinente de evaluar la eficiencia de gestión y de los planes de manejo.

 

15.3

Para 2030, luchar contra la desertificación,

rehabilitar las tierras y los suelos degradados, incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones, y procurar lograr un mundo con una degradación neutra del suelo

15.3.1 Proporción de suelos degradados por: erosión hídrica y eólica, salinidad, sequia

asentamientos humanos, actividades mineras e industriales

 

Millones de hectáreas/total territorio nacional

Cada 5 años

La asociación de los indicadores 15.3.1 y 15.3.2 permite evaluar la cantidad y calidad de las tierras degradadas. Buenas medidas contra la desertificación mostraran menos proporción de suelos degradados y mejores rendimientos.

 

15.3.2 Evaluación del rendimiento de cultivos

 

15.3.3 Proporción de los suelos desertificados y degradados con acciones de rehabilitación sistemáticas.

 

 

Toneladas/hectáreas

 

 

Millones de hectáreas/total territorio nacional

Cada 3 años

 

 

Anual

15.4

Para 2030, velar por la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, a fin de mejorar su capacidad de proporcionar beneficios esenciales para el desarrollo sostenible

15.4.1 Proporción de ecosistemas montañosos conservados

Porcentaje/territorio nacional

Cada 5 años

El  buen estado de conservación de los ecosistemas montañosos bajo o no aprovechamiento darán lugar a que los ciclos biológicos permitan el buen desarrollo de la diversidad biológica  generando servicios ecosistémicos imprescindibles para el desarrollo sostenible.

 

15.4.2 Estado de la conservación de los ecosistemas montañosos

Clasificación en:

Preocupación menor (LC)

Casi amenazada (NT)

Vulnerable (VU)

En peligro (EN)

En peligro crítico (CR)

Después de 12 años

15.5

Adoptar medidas urgentes y significativas para reducir la degradación de los hábitats naturales, detener la pérdida de la diversidad biológica y, para 2020, proteger las especies amenazadas y evitar su extinción

15.5.1 Cambios en la diversidad biológica por ecorregión

Índices de biodiversidad α y diversidad β

 Cada 5 años

El cambio de índice de biodiversidad reflejará una buena o mala gestión de los hábitats y la existencia de lugares de prioridad de conservación

15.5.2 Estado de conservación de las especies amenazadas según el libro rojo

Clasificación en:

Preocupación menor (LC)

Casi amenazada (NT)

Vulnerable (VU)

En peligro (EN)

En peligro crítico (CR)

Cada 5 años

Las medidas para detener la perdida de diversidad se deben basar en la información de los ya existentes libros rojos, con énfasis en los hábitats de las especies amenazadas por su importancia para su desarrollo.

 

15.9

Para 2020, integrar los valores de los ecosistemas y la diversidad biológica en la planificación nacional y local, los procesos de desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza y la contabilidad

15.9.1 Registro del avances en el logro de las metas de los pilares 6 y 9 del Plan de desarrollo económico y social 2016 – 2020

 

Trabajo constante

Se debe hacer seguimiento del cumplimiento del PDES  y de las propuestas para el plan de acción 2025

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gifIbisch, P. L., & Mérida, G. (2003). Biodiversidad: La riqueza de Bolivia. Estado de conocimiento y conservación. Ministerio de Desarrollo Sostenible. Editorial FAN, Santa Cruz de la Sierra-Bolivia.

Constitución Política del Estado. Compendio Normativo de la Madre Tierra. La Paz, Bolivia. 

Cuéllar, S.; Rodríguez, A.; Arroyo, J.; Espinoza, S.; Larrea, D.M. Mapa de deforestación de las Tierras Bajas y los Yungas de Bolivia 2000- 2005-2010. Proyección Sistema de Coordenadas Geográficas, Datum WGS84, Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. 2012. 1 mapa col. 75 x 70 cm.

FIDA. 2015. Evaluación del programa en el país: EB 2015/116/R.8. En https://webapps.ifad.org/members/eb/116/docs/spanish/EB-2015-116-R-8.pdf Revisado en 4/8/2016
Ley 071. Ley de los derechos de la Madre Tierra. Compendio Normativo de la Madre Tierra. La Paz, Bolivia.

Ley 1688. Legislación ambiental. Bolivia.

Ley 1700. Ley forestal. Bolivia.

Ley 300, Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien. Compendio Normativo de la Madre Tierra. La Paz, Bolivia.

Ministerio de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. 1995. Memoria explicativa Mapa Forestal de Bolivia. Secretaría Nacional de Recursos Naturales y Medio Ambiente. La Paz, Bolivia.

Periódico Digital Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB). Más del 30% del territorio boliviano está afectado por procesos de desertificación, dice investigador, PIEB.com.bo de 20 de abril de 2012, bajado el 4 de agosto de 2016.

Proyecto BOLFOR y Superintendencia Forestal. 2001. Tasa de deforestación del departamento de Santa Cruz, Bolivia 1993-2000.

 

 

Anexos

Mapa 1: Mapa de deforestación de Bolivia 2000-2005-2010

 

 

 

Mapa 2: Mapa de desertificación de bolivia

 

Tabla 1: Resumen de la diversidad de los taxas (Ibish y Merida 2003)

Taxa

Riqueza de especies en Bolivia

(Nro. de spp.)

Endemismo

(% de spp. restringidas a Bolivia)

Hongos

1000 registradas)

Datos preliminares indican alto grado de endemismo

Musgos

900-1000 (Una vez que se reduzca el número de especies descritas, excluyendo los sinónimos)

24%

Hépaticas

415 (Adicionalmente 235 especies erróneas o dudosas y 425 consideradas sinónimas)

¿?

Pteridofitas

1200 (registradas) 1500-1700 (estimadas)

14%

Gimnoespermas

<20

Muy bajo

Espermatofitas

Aprox. 20000 (Estimadas)

Aprox. 20-25% (estimado)

Arañas

Casi 400 (registradas)

¿?

Mariposas diurnas

3000 (registradas)

¿?

Mariposas nocturnas

950 (presentes en la colección científica del MHNNKM) 189 spp. Registradas de Sphingidae

¿?

Escarabajos tigre

102 (registradas)

24%

Tábanos

175 (registradas)

¿?

Peces

>600 spp. (registradas)

¿?

Anfibios

204 (registradas)

20%

Reptiles

266 (registradas)

9%

Aves

1398 (registradas) 1420-1430 (estimadas)

1%

Mamíferos

356 (registradas)

5%

 

Volver atras

Suscríbete al Boletín